Mejores Auriculares Acuáticos Sumergibles para Nadar, Guía Completa 2019

Auriculares Acuáticos

Si eres un amante de la natación, los auriculares acuáticos pueden ser uno de los complementos más interesantes a tu equipo. En este artículo encontrarás toda la información que necesitas para escoger la mejor opción para ti.

¿Cómo funcionan?

Los auriculares para natación son dispositivos pensados para permitir al usuario escuchar música, podcasts y otros archivos de audio mientras se encuentra sumergido en el agua. Debido a ello, su característica más importante es que pueden sumergirse sin resultar dañados en el proceso. Sin embargo, existen varios tipos diferentes de auriculares para nadar que presentan diferencias significativas.

Por un lado, los auriculares sumergibles más baratos son simplemente cascos resistentes al agua que se conectan a un reproductor mp3 impermeable, o bien a un dispositivo de audio normal que debe guardarse dentro de una funda. Estos auriculares de agua utilizan un cable para realizar la conexión, por lo que suelen ser bastante engorrosos de utilizar mientras se está nadando; pero a cambio, también son a menudo los más baratos.

Un paso más allá de estos encontramos los cascos acuáticos con capacidad de almacenamiento interno. Los auriculares para nadar de este tipo están pensados para servir directamente como reproductor de música, de manera que no es necesario conectarlos a ningún otro dispositivo para disfrutar de nuestros archivos de audio favoritos.

Por último, los cascos subacuáticos más avanzados son aquellos que se conectan mediante tecnología bluetooth a un smartphone y permiten disfrutar de la música del mismo sin necesidad de sumergirlo en la piscina. Generalmente suelen ser los más caros, pero también los que más versatilidad presentan y los más cómodos de utilizar.

Sin embargo, es importante recalcar que no existe una sola elección correcta. Cada usuario, en función de sus necesidades, presupuesto y preferencias concretas, posiblemente encontrará que uno de los tipos encaja mejor que los otros dos con lo que está buscando.

Norma IPX, ¿qué es y cómo afecta a unos auriculares acuáticos

Norma IPX

A la hora de hablar de auriculares para natación, uno de los elementos más importantes es su nivel de resistencia al agua. Este se mide mediante la norma IPX, que expresa de forma numérica hasta qué punto es posible sumergir unos cascos sin que por ello resulten dañados.

La norma IPX es un estándar reconocido por multitud de países que sirve para crear una clasificación de todo tipo de aparatos electrónicos en función de cuál es su capacidad para resistir frente a distintos agentes externos, como por ejemplo el polvo o el agua (siendo este último parámetro el más importante en los auriculares para nadar).

El grado de protección marcado por esta norma comienza en el nivel 0, que indicaría un producto electrónico que no cuenta con ningún tipo de resistencia al agua. El nivel más alto es el 8, y en el caso de los auriculares indicaría que uno de estos aparatos puede permanecer sumergido durante un tiempo muy prolongado sin por ello sufrir problemas de cualquier clase.

Aunque es posible encontrar auriculares para nadar con normas IPX de 6 o menos, en general es recomendable escoger un modelo que tenga al menos nivel 7. Con estos, la mayoría de usuarios no experimentará ningún tipo de problema incluso si les da un uso muy intensivo en la piscina o en el mar.

Características principales

Una vez se ha entendido qué son exactamente los auriculares acuáticos, los tipos que existen y la forma en que afecta la norma IPX a su uso, lo siguiente es comprender cuáles son las características más importantes en las que hay que fijarse a la hora de escoger uno de ellos. En esta sección nos encargamos precisamente de eso.

Resistencia al agua

Como ya hemos visto anteriormente, la resistencia al agua es una de las características más importantes a considerar cuando se están comparando distintos modelos de auriculares para piscina. Salvo excepciones, es fundamental escoger modelos con clasificación IP7 o IP8.

Memoria interna

La memoria interna se refiere a la capacidad de almacenamiento que incorporan los propios auriculares para agua. Este parámetro solo es importante si estamos hablando de modelos pensados para guardar en ellos la música que se quiere escuchar. Si vas a decantarte por uno de ellos, es necesario pensar detenidamente cuántos archivos de audio tienes pensado almacenar en su interior.

La buena noticia es que las grabaciones en formato mp3 no suelen ocupar mucho espacio, por lo que los auriculares para nadar con más de 2 GB de almacenamiento será más que suficiente para la mayoría de usuarios.

Sin embargo, aquellas personas que quieran disfrutar de la mayor variedad posible de canciones podrán optar por otros con más espacio. Así, por ejemplo, se considera que 8 GB de memoria pueden utilizarse para almacenar hasta 25 horas de música.

Batería recargable y autonomía

Tanto en el caso de los auriculares para nadar autónomos como en el de los que funcionan mediante bluetooth, uno de los aspectos más importantes a la hora de escoger el mejor modelo es comprobar cuánto dura su carga. Todos ellos funcionan mediante baterías recargables, que habitualmente pueden recuperar su energía simplemente enchufándolos a la corriente.

Los auriculares para nadar más básicos tienen una autonomía muy escasa, de tan solo una o dos horas, lo que puede ser suficiente para los usuarios más casuales, pero se quedará muy corto para quienes pasen más tiempo en el agua.

Por el contrario, algunos de los cascos acuáticos más avanzados pueden aguantar incluso hasta 12 horas funcionando con una sola carga, lo que permitirá incluso a los nadadores que más tiempo entrenen utilizarlos sin descanso durante sus sesiones. Eso sí, esta mayor capacidad de la batería se traduce en un aumento del precio, que puede llegar a ser significativo.

Calidad de sonido

La calidad del sonido no es un aspecto tan importante para la mayoría de usuarios de auriculares acuáticos como puede serlo dentro del sector de los cascos de alta fidelidad. Sin embargo, los modelos más sencillos pueden ofrecer una experiencia sonora muy poco realista, lo que en casos extremos llega a ser bastante molesto.

Existen varios parámetros a tener en cuenta cuando se está comprobando cuál es la calidad de sonido de un modelo en concreto. Por una parte, el nivel de decibelios que pueden alcanzar los cascos acuáticos (marcados con las siglas dB) indican la potencia que es capaz de proporcionar cada modelo. En función de en qué entornos se vaya a mover cada persona, interesará invertir en auriculares con más o menos fuerza en este sentido.

Así, por ejemplo, las personas que vayan a nadar en piscinas públicas muy concurridas o en el mar generalmente tendrán que invertir en auriculares acuáticos con más decibelios, ya que de lo contrario es posible que no sean capaces de escuchar su música preferida con claridad. Por el contrario, quienes posean una piscina privada o vayan a algún sitio sin mucho público podrán ahorrar más en este sentido.

Además de esto, factores como la sensibilidad, el tamaño de los transductores o el rango de frecuencias en que opera cada modelo generan diferencias muy significativas en cuanto a la calidad y la limpieza del sonido reproducido en cada auricular.

Acabado y diseño

Aunque generalmente no se tratará de un aspecto tan fundamental como los anteriores a la hora de escoger un modelo concreto de auriculares acuáticos, en ocasiones el diseño puede ser lo que decante la balanza a favor de una opción u otra.

Las distintas posibilidades que existen en este aspecto están más indicadas para diferentes tipos de usuarios. Algunos preferirán los auriculares con pinzas que hacen que se queden completamente fijos a la oreja, mientras que otros estarán incómodos con ellos y querrán hacerse con unos tan pequeños y ligeros como sea posible.

Además de esto, factores como el tamaño, el peso e incluso los colores y el aspecto físico pueden influir significativamente en la elección de cada persona a la hora de escoger los auriculares de piscina que más se adapten a ella.

Sony Walkman NWWS413 - Reproductor MP3 Deportivo (4 GB, Resistente al Agua Salada y Altas temperaturas), Color Negro

 ()
2.99 €, En stock Fnac.es
119,90 €
 ()
2.99 €, En stock Fnac.es
119,90 €

Ventajas de unos auriculares para nadar

Los auriculares acuáticos tienen una serie de ventajas que los hacen perfectos para nadadores e incluso para practicantes de otros deportes de agua, como surf o wakeboard. Por otro lado, debido a sus características físicas y técnicas, también pueden ser muy útiles incluso para personas que no tengan interés en utilizarlos en la piscina o en el mar. A continuación, veremos cuáles son sus principales ventajas.

Ergonomía

Debido a que están diseñados para ser utilizados en entornos y actividades en los que se realizan muchos movimientos bruscos, los auriculares acuáticos normalmente tienen un diseño que busca dejarlos lo más fijos posible a la oreja de su usuario. Esto, por supuesto, es fundamental para nadadores y otros deportistas que realicen sus entrenamientos en el agua; pero también puede ser muy útil en otros contextos.

Por ejemplo, muchas personas deciden comprar unos auriculares de agua para llevarlos en el gimnasio, debido a que es prácticamente imposible que se caigan o se enreden incluso al realizar los movimientos más complejos con pesas o máquinas.

Además de esto, los cascos acuáticos también destacan por ser muy cómodos, por lo que algunos usuarios acaban empleándolos de manera exclusiva en su día a día frente a otros tipos de auriculares.

Inteligencia artificial

El sector de los auriculares inalámbricos ha recibido una gran cantidad de innovaciones en los últimos años, y los modelos impermeables no podían ser una excepción en este sentido. A pesar de que mientras se está bajo el agua normalmente no es posible disfrutar de la mayoría de estas funcionalidades, se trata de añadidos que pueden marcar la diferencia a la hora de elegir entre un modelo u otro.

Por ejemplo, los cascos acuáticos que funcionan mediante bluetooth, y algunos de los más avanzados dentro de las otras categorías, pueden controlarse de manera exclusiva mediante comandos de voz. Esto puede ser muy útil en los momentos en los que por lo que sea el usuario no pueda acceder a su smartphone, como por ejemplo cuando tiene las manos mojadas.

Por otro lado, los auriculares para nadar que incorporan micrófonos permiten acceder mediante voz a los asistentes virtuales del teléfono, como Alexa o Siri. Esto puede ser muy útil para realizar todo tipo de funciones, tales como hacer búsquedas en Internet o simplemente escoger qué canción queremos que suene.

Además de esto, algunos de los auriculares acuáticos de gama más alta pueden ajustar su volumen o su sistema de cancelación de ruido automáticamente en función del entorno en que se encuentran, aunque esta característica no es tan común como las anteriores.

Aislamiento acústico

Una de las ventajas más importantes de los auriculares acuáticos es que permiten al usuario disfrutar de su actividad física favorita sin tener que estar inmerso en los ruidos típicos de una piscina. Por el contrario, la persona puede estar oyendo su música favorita, o incluso aprovechando para escuchar podcasts, audiolibros o cualquier otro material similar que se le ocurra.

Diversos estudios al respecto muestran que el escuchar música durante la práctica de cualquier deporte aumenta la concentración, y por lo tanto los resultados que se consiguen en el mismo.

Además, al tratarse de cascos especialmente diseñados para ambientes muy ruidosos y complejos, esta ventaja podrá ser aprovechada en mayor medida si se utilizan en entornos más silenciosos, como el gimnasio o la calle.

Libertad de movimientos

Por último, uno de los puntos a favor más importantes de los auriculares acuáticos es que están diseñados para estorbar lo menos posible a su usuario cuando se están utilizando. Aunque los que funcionan mediante una conexión por cable son una excepción en este sentido, incluso estos modelos han sido creados para otorgar la mayor libertad de movimiento dentro de sus posibilidades.

Pero es que, si nos vamos a los auriculares para nadar con bluetooth o a los que funcionan de manera independiente, podremos realizar cualquier tipo de actividad deportiva prácticamente sin notar que los llevamos puestos. Al estar fijos a la oreja y carecer de cables que se enreden o que puedan molestarnos en nuestros movimientos, realizar deportes como natación o surf o levantar pesas en el gimnasio se vuelve extremadamente fácil, aunque los estemos utilizando.

¿Cómo elegir unos buenos auriculares sumergibles?

Como ya hemos visto, existen muchas opciones válidas dentro del sector de los auriculares sumergibles. La elección entre los diferentes modelos disponibles dependerá en gran medida de las necesidades y preferencias de cada usuario.

Por ejemplo, algunas personas valorarán más encontrar unos auriculares resistentes pero baratos, y no estarán tan interesados en conseguir la mayor libertad de movimientos posible. Otras, sin embargo, querrán encontrar los cascos más pequeños, ligeros y cómodos que existan, al mismo tiempo que dejan de lado en cierta medida la calidad del sonido que consiguen.

No existe una respuesta única a la pregunta de qué auriculares sumergibles comprar. Con tal de que tengan la suficiente resistencia al agua, prácticamente cualquier opción es válida si se entiende qué se está escogiendo y en qué parámetros hay que fijarse.

Conclusión

En este artículo hemos resuelto las dudas más comunes que suelen existir respecto a qué es importante saber a la hora de comprar unos auriculares para piscina, y cuáles son las principales diferencias entre los modelos disponibles en el mercado. Ahora es tu turno: ¿qué tipo se adapta mejor a tus necesidades? ¿Cuáles son tus preferencias en este sentido?



Hemos seleccionado algunos de los modelos más populares de entre los auriculares acuáticos inalámbricos para que puedas elegir los que más te gusten.

Sony Walkman NWWS413 - Reproductor MP3 Deportivo (4 GB, Resistente al Agua Salada y Altas temperaturas), Color Negro

 ()
2.99 €, En stock Fnac.es
119,90 €
 ()
2.99 €, En stock Fnac.es
119,90 €

Comentarios

Aún no hay ningún comentario ;(
Sé el primero!