Cafeteras

Precio
Marca
Tipo
Tipo de café
Tipo de cápsulas
Molinillo incorporado
Espresso
Capuchinador
Integrable
Material de la carcasa
Display
Función para 2 tazas al instante
465 productos encontrados
Ordenar por
Resultados  en la página

Todos los dispositivos similares para hacer café se dividen en dos grandes clases: cafeteras y máquinas de café.

Además, ambas clases tienen muchas subclases, las cafeteras por ejemplo: de goteo, géiser, con portafiltros, capsular, vainas, etc. Todo lo que se vende en el mercado como una “máquina de café en cápsulas” es en realidad una cafetera. Es por eso que sus precios son mucho más bajos que la de las máquinas de café reales, y tienen precio similar a las cafeteras clásicas con portafiltros.

La principal diferencia entre una máquina de café y una cafetera es la participación de una persona en la preparación de su bebida favorita, incluso si la bebida se hace con granos de café.

Tal unidad a veces se llama cafetera automática. Si se adhiere a los términos modernos, la máquina de café no puede ser "manual", justamente se hace llamar una cafetera. Por lo tanto, se puede decir que cualquier máquina de café es automática.

Por lo tanto, si necesita usar granos molidos para hacer café (compre los granos ya molidos o use un molinillo para molerlos), esto por definición, ya no es una máquina de café.

En las cafeteras de cápsulas y vainas se utiliza solamente café molido, que se envasó previamente en una fábrica en contenedores especiales. Al comprar una cafetera de este tipo, usted ya depende del fabricante de estas cápsulas o vainas. En general, no puede usar café que no esté incluido en la gama del fabricante. Al mismo tiempo, los precios de estas cápsulas suelen ser bastante altos. Al usar este tipo de cafetera con capsulas o vainas durante un año o dos, “superará” la cantidad que ahorró al renunciar a una máquina de café.

Si su deseo es preparar café con granos (sabiendo que después de 15 minutos de moler el café pierde una gran parte importante del aroma), de una manera más rápida y fácil, la elección es obvia: una máquina de café. Si la opción con café molido también es aceptable para usted, y no está listo para invertir en una máquina de café, entonces es mejor que mire una cafetera con portafiltro. Con solo poner un poco de café molido dentro del filtro del portafiltro, ya puede obtener un cafe solo o expreso, casi igual que el de una máquina de café.

Una máquina de café es la única opción razonable si le gustan las bebidas de café como el capuchino. Aunque hay modelos de cafeteras, incluidas las cafeteras de cápsulas, que también son capaces de hacerlo. Pero su precio se acerca al costo de las máquinas de café más simples, y la adquisición se vuelve económicamente irrazonable.

Las cafeteras en cápsulas se adaptarán bien a los más perezosos (mínimo mantenimiento del dispositivo), con cápsulas o vainas bastante caras. El café en cápsulas se queda bastante atrás en cuanto a calidad de sabor a las variedades de grano. Pero la simplicidad, lo compacto que es y la velocidad de cocción, ¡está fuera de competencia!

Las más asequibles del mercado: las cafeteras de goteo, también son de filtración. La elección de un “low cost”. Y aquí se acaban todos los pluses. Por supuesto que tienen algunas ventajas, como la gran cantidad de bebida disponible después de la preparación (hasta un litro o dos). Además, esta es la forma más correcta de preparar una “café americano". Es en América donde más se utilizan estas cafeteras. Con un resultado de sabor similar, puede utilizar una cafetera prensa francesa: un vaso de vidrio con un filtro de pistón de metal. Sin embargo, también hay cafeteras de goteo totalmente automatizadas. Pero en mi opinión, el "café americano" es muy inferior al café solo o expreso.

Después de todo, ¿cómo elegir una buena máquina de café? Tipos de maquinas de café

Parece que ha tomado una decisión de adquirir una cafetera o máquina de café, para que cualquier café brasileño con un solo botón se convierta en un auténtico expreso. y para que un capuchino suave se pueda tomar para el desayuno, y no de otra manera. En resumen, ¡necesitamos una máquina de café de grano para la casa!

En el párrafo anterior sobre capuchino, las máquinas se dividen en dos subclases: máquinas de café con un capuchinador automático o manual. En general, un capuchinador es un dispositivo para batir la leche o crema y crear una espuma espesa. La versión automática suele tener un contenedor aparte en el que solo hace faltar añadir leche, la máquina hace el resto. Hay opciones con un tubo que sobresale a un lado de la cafetera y que se introduce en cualquier recipiente que lleve leche para absorberla. En el caso de un máquina de café de clase alta, se puede configurar el nivel de la espuma.

Las cafeteras con el capuchinador manual tienen un tubo de metal separado desde el cual el vapor se libera bajo presión. Vierte la leche (enfriada y cuanto más grasa mejor, al menos un 2% de materia grasa) en una taza aparte, la coloca debajo del tubo y con un movimiento circular, intentando pillar la frontera entre el líquido y la espuma dentro del vaso, moviendo el recipiente hacia arriba y hacia abajo, batiendo la leche con vapor. Si la máquina está equipada con una boquilla "panarello", el proceso será más fácil, pero aún así se necesita algo de habilidad.

Está claro que las máquinas de café con capuchinador automático son más caras. Pero el resultado es que no solo obtiene un café expreso con solo tocar un botón, sino también un capuchino, así como otras bebidas de café, latte, latte macchiato. De hecho, en este caso, la máquina en cualquier momento puede usar la leche para crear cualquier "café" en modo automático.

En cualquier subclase de máquinas de café, con un capuchinador automático o manual, hay versiones más “modernas” que en otros. En las máquinas más simples y asequibles pueden, tener un par de botones, con funciones: "espresso" y "café regular". En cualquier caso, puede ajustar el volumen de una porción o conseguir agua caliente para diluir la bebida (o incluso el té).

Sí, cualquier máquina de café de grano molerá perfectamente el grano (con alguna rara excepción, todas están equipadas con molinos de alta calidad), mientras se ajusta el grado de molienda. Hay quién opina de que una máquina de café con engranaje de cerámica es mejor, dicen, que no quema el grano. En parte es verdad. Pero para notar esto tiene que ser un verdadero experto. Para un amante del café, no pondría ningún énfasis particular en esto y elegiría como material de los molinillos, engranajes de cerámica.

Pero no todas ofrecen opción, por ejemplo, de intensidad de la bebida. Por no mencionar la pantalla táctil o la memorización de varias recetas. Las máquinas de café para el hogar caras, capaces de preparar con tan solo presionar un botón: un espresso, capuchino, café con leche y otros “néctares” vigorizantes, e incluso con una intensidad y ​​volumen diferentes, pueden tener “memorizadas” las preferencias para cada miembros de la familia. La persona que se acerque hacia el dispositivo simplemente hace clic en su nombre en el menú y, después de un minuto, toma una taza del elixir más delicioso.

Y también hay "robots" que se conectan directamente al suministro de agua, purifican en agua y están listos para preparar cientos de tazas al día. Pero estamos hablando de máquinas de café industriales o profesionales para cafés, restaurantes y hoteles.

Entonces, ¿merece la pena comprar una máquina de café más económica para el hogar y “no calentarse la cabeza”?

¡Puede ser! La paradoja es que todas estas divisiones en subclases dentro de las máquinas de café clásicas se deben principalmente a las funciones de servicio adicionales y la carga en el dispositivo, la productividad.

Por ejemplo, una máquina de café simple como puede ser una Saeco, producirá casi exactamente el mismo sabor y calidad de un café expreso que la versión más completa de una De’longhi con un capuchinador automático, una pantalla táctil y una memoria integrada. Por supuesto, usando el mismo producto inicialmente y café del mismo paquete, y el mismo grado de molienda.

En otras palabras, cuando se compra una máquina de café, se ha de elegir si se prefiere un café preparado por una máquina de café automática elegante que le proporciona una comodidad añadida o simplemente una cafetera que igualmente le puede preparar un buen café.